Banco Santander

“El prestigio alcanzado por Aldeas a lo largo de sus 60 años de vida y su gran labor de apoyo, ayuda y educación de los niños nos llevó a empezar a colaborar con ellos. Estamos muy orgullosos de poder contribuir con nuestro pequeño granito de arena en la construcción de un futuro mejor para los niños que atiende”.

La educación superior es el principal foco de la inversión social de Banco Santander. Nuestra alianza con más de 1.000 universidades  nos diferencia del resto de entidades financieras del mundo. A través de la misma  apoyamos la mejora de la educación, la investigación, la innovación, el emprendimiento y la transferencia de conocimiento.  Es una alianza única, estratégica, a largo plazo, y alineada con el negocio.  Es también una forma de implicarnos con la sociedad, de estar conectados con nuestros jóvenes y con instituciones que son muy influyentes en los países en los que estamos presentes.
 
Pero además, en cada uno de los países en los que estamos, llevamos a cabo iniciativas locales para contribuir  al desarrollo social y económico de las comunidades en las que desarrollamos nuestra actividad. Para ello, Banco Santander actúa en estrecha colaboración con el Tercer Sector (ONG, fundaciones y otras en¬tidades sin ánimo de lucro), con el que mantiene un diálogo fluido y constante que le permite conocer las necesidades y expectativas de los colectivos más desfavorecidos y vulnerables.
 
En los últimos años, Santander ha colaborado con un gran número de ONG e instituciones. Muchos de estos proyectos cuentan  con la participación y la  implicación de los empleados, porque estamos convencidos de la importancia del voluntariado y de la necesidad de fomentar la solidaridad como valor corporativo.
 
En Santander  ya contamos con casi 63.000 empleados voluntarios en todo el Grupo, un 30% de la plantilla.  La implicación de los empleados en proyectos sociales impulsados por el Banco refuerza nuestra cercanía con las comunidades en la que ejercemos nuestra actividad y  además, aumenta la motivación y el orgullo de pertenencia.
 
En este marco es donde se sitúa nuestra relación con Aldeas Infantiles SOS, que iniciamos hace ya algunos años. Aldeas Infantiles SOS desarrolla una gran labor a favor de los niños que más lo necesitan, para que puedan llegar a integrarse en la sociedad. Trabajan con familias en situación de riesgo y en todos los casos, muy vulnerables, ofreciéndoles el apoyo necesario para que puedan  cuidar y educar a sus hijos. También protege a los niños que no tienen familia y que necesitan sentirse queridos y respetados para crecer fuertes y llegar a ser un día independientes.  En definitiva, Aldeas construye futuro.
 
El prestigio alcanzado por Aldeas  a lo largo de sus 60 años de vida y su gran labor de apoyo, ayuda y educación de los niños nos llevó a empezar a colaborar con ellos en actividades de voluntariado y en otras iniciativas sociales. Estamos muy orgullosos de poder contribuir con nuestro pequeño granito de arena  en la construcción de un futuro mejor para los niños que atiende. 
 
Las empresas no podemos estar en una urna de cristal ajenas a la realidad que nos rodea. La actual crisis ha puesto aún más de relieve la necesidad de gestionar los negocios de forma socialmente responsable, de estar cerca de nuestros clientes y de la sociedad. Entidades como Aldeas Infantiles SOS nos ayudan a lograrlo y por ello, estamos muy agradecidos.

Recomiéndanos: