Avance en materia de ODS

Hace 4 años, Gobiernos, empresas y sociedad civil se unieron para llegar a un acuerdo. Un acuerdo que ha hecho historia, porque por primera vez, todos los agentes estaban de acuerdo en algo: necesitamos hacer algo por el planeta y por las personas que viven en él, sin dejar a nadie atrás.

Para ello, generaron, consensuadamente, 169 metas, sistematizadas en 17 objetivos, para cumplir antes de 2030.

Este Septiembre, los jefes de Estado y de Gobierno de los 193 países que estuvieron presentes en la redacción y negociación de los ODS, se han vuelto a reunir para valorar los avances llevados a cabo hasta ahora en la consecución de las metas de la Agenda 2030.

Valoración del progreso

Es evidente que ha habido un progreso en varias áreas y aquí presentamos algunos ejemplos:

- La pobreza extrema y la mortalidad infantil continúan reduciéndose. A ello han contribuido los importantes avances con la hepatitis, por ejemplo habiéndose reducido mucho los incidentes por el virus crónico de hepatitis B.

- En materia de igualdad de género se han observado leves progresos, como la implementación de presupuestos sensibles al género.

- El acceso a la electricidad en los países más pobres se ha incrementado.

- La proporción de población que vive en suburbios ha descendido.

Estos ejemplos de avances son el fruto del trabajo realizado gracias a alianzas entre todos los sectores, Gobiernos, empresas y sociedad civil, que se han llevado a cabo desde 2015, trabajando juntos por un mundo mejor.

Los informes voluntarios que los países han ido presentando muestran más datos sobre el esfuerzo y compromiso de cada vez más instituciones.

Naciones Unidas, por su parte, como actor clave, está llevando a cabo numerosas reformas. De hecho, su área de desarrollo está sumida en una de las mayores reformas en décadas.

Sin embargo, y pese a todos estos avances, no está avanzando a la velocidad esperada.

Especialmente asusta el ratio de extrema pobreza que se ha proyectado para 2030: 6%. Si esto es cierto, no habríamos podido cumplir con el ODS 1, fin de la pobreza.

Otra importante preocupación es el poco avance en materia de biodiversidad. Hay más de un millón de especies al borde de la extinción. Las emisiones de gases efecto invernadero siguen aumentando. Tampoco las instituciones están aún lo suficientemente preparadas como para acompañar de manera decisiva todos estos cambios.

Las desigualdades a nivel de género todavía persisten. Las mujeres representan aún menos del 40% de la masa trabajadora y sólo ¼ de las posiciones directivas están ocupadas por ellas.

A esto hay que añadir que los conflictos y la inestabilidad política en muchas partes del mundo han aumentado, y esto hace que nos alejemos, cada vez más, de los 17 objetivos.

Estas cifras nos hacen ver lo necesario que sigue siendo trabajar juntos para acelerar el ritmo de aproximación a los 17 ODS.

Revisión de los 5 ODS en los que se enfoca Aldeas Infantiles SOS

        1. Fin de la pobreza

Si bien es cierto que el nivel de pobreza extrema está descendiendo, se ha producido una deceleración de esté descenso.

Las personas que viven en países en conflicto siguen sumidas en la extrema pobreza. Para combatir esto, y llegar a la meta marcada (que en 2030, menos del 3% de la población mundial viva bajo los umbrales de pobreza), los sistemas de protección social se están fortaleciendo.

Si bien la pobreza no es por sí misma una razón para separar a los niños de sus familias, sí que es un importante agravante de situaciones que sí suponen este riesgo.

España es el segundo país de la UE con mayor índice de pobreza infantil, después de Rumanía. El 8% de los trabajadores, pese a percibir un salario, viven, junto con sus familias, bajo los umbrales de la extrema pobreza.

Por esto, nuestro trabajo esta década se hace especialmente relevante. No podemos descansar hasta que las familias con las que trabajamos tengan los medios y los recursos para que puedan ofrecer a sus hijos una crianza positiva y un hogar en el que crecer y desarrollarse rodeados de amor.

4. Educación de calidad

A pesar del considerable progreso que se ha hecho en esta materia durante los últimos cuatro años, 262 millones de niños y jóvenes entre 6 y 17 años no estaban escolarizados en 2017, y más de la mitad de niños y adolescentes no tienen acceso a la tecnología a nivel educativo.

En Aldeas nos damos cuenta de que esto es una realidad, las altas tasas de absentismo y el fracaso escolar hacen mella en la vida de miles de niños en nuestro país.

Por ello estamos enfocados en que todos los niños con los que trabajamos tengan acceso a una educación, apoyándoles en sus estudios y facilitándoles un acceso a las nuevas tecnologías que de otra forma, no podrían tener.

8. Trabajo decente y crecimiento económico

Un desarrollo económico inclusivo y sostenido genera progreso y medios para llegar a cumplir con los ODS.

Nos vamos acercando al objetivo pero a un ritmo demasiado lento. Se necesita mucho trabajo por nuestra parte, especialmente para aumentar las oportunidades de los jóvenes y acabar con el empleo informal.

Para Aldeas es fundamental que se invierta en ayudas para el fomento del empleo, un empleo estable y que genere los suficientes ingresos para que las familias puedan vivir satisfaciendo sus necesidades y dando a sus hijos las mismas oportunidades que el resto de familias.

Por ello trabajamos alentando a las familias en su búsqueda de empleo, formándoles para construir un Curriculum o superar entrevistas.

Tenemos numerosos proyectos de emprendimiento social para que estas personas puedan desarrollar un oficio remunerado que les permita vivir y desarrollarse personal y profesionalmente.

10. Reducción de las desigualdades

Las desigualdades siguen aumentando en muchas partes del mundo, sobre todo en materia de renta. Hay mucho trabajo por hacer para invertir esta situación. Por ejemplo, se están haciendo muchos esfuerzos para la reducción y supresión de aranceles en exportaciones provenientes de países subdesarrollados, algo que sin duda, desahoga la economía del país.

En España se ven grandes desigualdades también, que repercuten directamente en la satisfacción de las necesidades básicas de las personas, como le acceso a una vivienda o la posibilidad de dar una educación de calidad a sus hijos.

Desde Aldeas trabajamos para que todos los niños tengan los mismos derechos y luchamos para que su futuro no sea decidido por la familia o el lugar en el que nacen. Queremos que sea el niño el que lo elija, y esto sólo es posible reduciendo las desigualdades y dándoles las mismas oportunidades que a los demás, por lo que todos nuestros programas trabajan este ODS de manera transversal.

16. Paz, Justicia e Instituciones sólidas

En este aspecto se ha avanzado por ejemplo, en la lucha contra la violencia, o en el fortalecimiento de las leyes para que las instituciones permitan un acceso a la justicia de todos por igual.

Sin embargo, hay mucho por hacer, especialmente en materia de infancia. Todavía persiste una altísima tasa de violencia infantil. De un estudio hecho en 83 países (la mayoría desarrollados), 8 de cada 10 niños, de entre 1 y 14 años, han sufrido o sufren algún tipo de violencia en casa, bien física o bien psicológica.

Además, en 76 de estos 83 países, un 50% de los niños han sufrido métodos disciplinarios violentos.

A estas cifras añadimos el terrible dato de la violencia sexual: en 14 de estos países, al menos el 5% de las mujeres entre 18 y 29 años afirman haber sufrido violencia sexual en la que han sido forzadas contra su voluntad antes de cumplir 18 años.

Ni nosotros ni las personas y empresas que nos apoyan toleramos estos datos, por ello, trabajamos juntos para que los niños vivan en lugares seguros y con personas que les den cariño y les generen un clima de confianza en el que crecer y desarrollarse sintiéndose seguros y alejados de toda forma de violencia.

Conclusiones

El Informe de Naciones Unidas tras la revisión de estos últimos 4 años concluye diciendo que si bien es cierto que el número de alianzas va aumentado cada vez más, el flujo de inversión privada no está correctamente alineado con los ODS.

Nos siguen recordando que la Agenda 2030 sólo puede conseguirse a través de un enfoque completo de la sociedad, alineándose todos los actores, trabajando juntos.

Todos los datos aquí expuestos indican que estamos a dos meses de entrar en una década decisiva para el mundo. Decisiva para las generaciones presentes pero también para las futuras. Decisiva para la vida del planeta.

Es la responsabilidad de todos trabajar juntos. Es el momento de buscar esa gran alianza, la alianza definitiva que nos permita transformar de verdad.

 

Publicaciones:

ODS, año 4. El liderazgo empresarial en la agenda 2030

Report of the Secretary-General on SDG Progress 2019

Compártelo: