“Aldeas me ha hecho ser quien soy”

Tomás nos explica que el ámbito familiar es necesario mantenerlo y tenerlo y así, en un futuro, crear una familia. Los comienzos, recuerda, fueron muy duros, sobre todo por la falta de confianza. "Todo el mundo te dice que no te preocupes, que te van a ayudar, pero tú no te fías, tienes que verlo, necesitas que te lo demuestren", añade.

‘’Una de las mejores cosas que recuerdo de Aldeas es que siempre se preocuparon de que mis hermanos y yo, mantuviéramos el contacto con nuestra familia biológica, sobre todo con nuestra madre. Al principio, íbamos cada 15 días a ver a mi madre y luego empezó ella a venir a Aldeas porque decían que era mejor para nosotros. Gracias ese contacto, ahora mantenemos una buena relación con toda la familia", explica.

''A nivel legal a los 18 años tuve de abandonar Aldeas Infantiles SOS como cualquier otra ONG pero la diferencia es que Aldeas sigue manteniendo esa ayuda, guía y apoyo en cualquier momento y situación que podamos seguir teniendo, ya que es muy difícil independizarse con solo 18 años cuando la edad media son unos 30-35 años. A día de hoy sigo recibiendo su ayuda''

Está orgulloso porque este año ha ganado el concurso al mejor sommelier de Alicante y representa su comunidad, Valencia, en el concurso nacional de sommeliers.

Compártelo: